Conversaciones para la Coordinación de Acciones

January 10, 2018

 

 

 

La manera natural en que se entiende el trabajo en las organizaciones se centra en las tareas que se define para cada puesto de trabajo. Se pretende entender los resultados desde actividades preconcebidas que están sustentadas en el marco teórico (descripción de puesto) que se supone que cada ocupante de una posición ejecutará, y la verdad es que el trabajo directivo no sucede así. En un primer plano está la coordinación de acciones y a partir de esta entonces, alguien ejecuta una o varias acciones a modo de cumplimiento de una promesa o acuerdo. Es decir, la unidad de trabajo es el acuerdo, no la tarea.

 

Y aquí comparto algunas preguntas para la reflexión: ¿Cuántas veces hemos tildado una reunión como una actividad que no me deja trabajar? ¿Con frecuencia sostenemos más de una conversación para aclarar lo esperado? ¿Quisiera que durante un día de trabajo no sonara el teléfono, no llegaran correos y alguien no visitara mi oficina? Más aún, ¿en algún momento ha pensado que la gente no hace lo que tiene que hacer? Estas y otras preguntas en esta dirección, simplemente nos están dando un indicativo de baja calidad de la conversación para coordinar acciones. Esta mirada asume que estamos esperado que las tareas se sucedan por el simple hecho de que “en ese puesto debe hacerse tales cosas y de equis forma.”

 

Cuando se dirige o se supervisa, trabajar estará impacto altamente por la habilidad que se tenga de navegar en conversaciones que concluyan en acuerdos que se cumplan y si se quiere hablar propiamente de trabajo en equipo, indefectiblemente se requiere tener a un grupo de personas enfocadas y comprometidas a generar pedidos y ofertas que se traduzcan en acciones, provocando futuros distintos.

 

En este tipo de conversación hay dos protagonistas importantes: Cliente (quien pide el requerimiento) y el Ejecutante (quien hace la oferta y/o se hace cargo de la ejecución). A través de toda la interacción se ejecutan diferentes movimientos del acto del habla, tales como declaraciones, que le permitirán hacer trabajo.

 

Si algo en el mundo administrativo es tangible y debe ser la guía del trabajo son las conversaciones, entre ellas las enfocadas para coordinar acciones. Todo calificativo o concepto tales como Liderazgo, Empowerment, Sinergia y otros tantos, serán consecuencia de las habilidades conversacionales de la persona y del equipo. 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Destacados

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Más Recientes
Please reload

Archivo